El proyecto pretende mejorar la calidad educativa de
870 niños/as indígenas ("kichwas") de 7 comunidades del
Área de Desarrollo (Cusubamba, Laguamasa, Consolación,
Fernando Valdivieso, San José de Rubios, Cobos Grande
y la COICC) mediante la construcción de 7 aulas escolares,
y el equipamiento de mobiliario y material didáctico.

Los índices de pobreza en la zona llegan hasta
un 95% (año 2003) y cerca del 70% de las
mujeres de las comunidades son analfabetas
funcionales. Se apoyará en la actualización pedagógica
de los docentes de los siete centros educativos, que
servirá para el desarrollo de eventos de capacitación
obteniendo compromisos de aplicabilidad por parte
de los docentes lo cual será motivo de monitoreo
y evaluación de la puesta en práctica
de los conocimientos adquiridos.

También se busca conformar una red
de organizaciones de base constituida
por actores educativos que se preocupen
del mantenimiento y cuidado permanente
de los centros.